domingo, 29 de marzo de 2015

Sería genial no escribir.

♫ You know I'm not good. (Play o no lo leas.)



Caminaban de la mano cuando empezaron a caer las primeras gotas de lluvia.

- No me gusta la lluvia.- Comentó ella.

- ¿No?. A mí si me agrada.- Respondió él. 

- Y que parte te gusta mas: ¿El momento en que tus zapatos quedan mojados por esquivar charcos en el suelo, o cuando una queda completamente empapada a punto de enfermar?.

- No, ninguna de esas partes, a mi me gusta que el cielo descargue todo lo que lleva acumulado allá arriba.-
Tiende su mano y logra que una pequeña gota quede atrapada en su palma.- ¿Ves esto?, esta no es una gota de agua cualquiera, tampoco son lágrimas de algún Dios o del mismo cielo, eso puede pensarlo cualquiera, no lo pienses tu por favor. -Y le lanza una mirada de reojo notando que ella tiene los ojos fijos puestos sobre su palma.- Este es un deseo cumplido cayendo a la tierra como final de su cometido. Cuando llueve el cielo descarga todos los deseos que acaba de cumplir y los retorna desde donde partieron, para hacérselo saber a sus dueños; por eso es bueno que llueva, así el cielo devuelve todo y logra hacerse con mas deseos para empezar a trabajar en ellos.- Acerca lentamente su mano, aun con el rastro de la cristalina gota.- Mira mi mano otra vez, este es uno de mis deseos cumplidos volviendo a mí.

- ¿Que pedías en ese deseo?.

- En este deseo pedía encontrarte a ti.

♫ I cried for you on the kitchen floor.

10 comentarios:

  1. Afortunadamente aún es domingo, mañana puede ser diferente.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. a mi tambien me gusta mucho la lluvia :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, no iba por ese camino pero bueno!, le mando unas desde aqui Panchis.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. A mi también me gusta mucho lo que ud. escribe. Un saludote! :)

      Eliminar
  4. Asuuuuuuuu que romántico. No se le vaya ocurrir lamerse la gota de agua ahora con todo eso de la lluvia ácida. Jejeje. Yo he pedido deseos a una estrella de fugaz pero me salió todo lo contrario. La condenada se fue con otro. Ya no creo en esas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco creo en esas cosas, pero de vez en cuando se acumula alguna idea y se explaya como un cuentito corto y así. ¡Un saludo Eduardo!.

      Eliminar

Y tú porqué no comentaste?, te leo y me doy una pasadita por tu rincón ;)!