domingo, 8 de marzo de 2015

Matías y sus mamás.



- Eres una mamá, Jenny. 
- Sí, soy una mamá. Se llama Forrest. 
- Como yo...
- Se llama igual que su padre.
- ¿Su papá también se llama Forrest? 
- Tú eres su padre Forrest.” 

(Extracto de Forest Gump, de mis pelis favoritas for ever and ever!.)

Uno de mis primos mayores ayer nos presentó a su segundo hijo llamado Matías.
El ya tiene un hijo de 5 años viviendo con su madre en Lima, nunca logró establecerse con la madre de ese primer hijo, siempre dice que no está preparado, por eso a la familia le cayó como baldazo de agua fría la llegada de esta criatura. 

Matías tiene un poco mas de un año y fue mi compañero de viaje durante la visita de mi Caballero al cardiólogo. Yo quería entrar a la consulta, pero me vieron cara de niñera y no tuve mayor opción. Claro!, como su papá esta manejando no hay que distraerlo.

Matías es el menor de tres hermanos por parte de madre, y fue reconocido por su padre hace seis meses mediante proceso judicial y prueba de paternidad de por medio.
La madre alega que fue a buscarlo variadas veces a su casa, pero mi primo niega eso.
- Pero de que se sorprenden?, yo solo tengo dos, no como mi tío Beto que ya tiene cuatro regados por ahí. A mi todavía me faltan, jajaja. - me cuenta mi primo mientras yo trato de distraer a Matías en el asiento de atrás del auto.

Iba a responder de manera mordaz a su afirmación, pero no tenia sentido. Hay genes en la familia que no van a cambiar, ya me cansé de pelear con eso.

Entonces me sigue contando que "profetiza" que su madre se lo va a entregar tarde o temprano, esta casi seguro que Matías va a vivir siempre con él. Pobre Matías no sabe lo que le espera.

Después de terminar la consulta volvemos a casa del abuelo y ahora tengo un nuevo hijo: Matías se me pega peor que chicle y me sigue a todo lado, cuando en el auto estaba portandose algo malcriado y malhumorado. 

No amo ni odio a los niños, no corro a cargar bebes ni tampoco soy la tia popular que engrie y divierte cual payaso, no, eso se lo dejo a otros, soy neutral normalmente, pero con Matías era diferente. No se si será que me llamaba Mamá y tomaba de mi mano dirigiendome a todo lado, o quizás que abrazaba tiernamente mis piernas y levantaba su rostro para lanzarme una sonrisa coqueta adornada con dos hoyuelos en las mejillas, no se que será, quizas me estoy haciendo vieja, ojalá sea eso.


Hey Matías! yo de pequeña también tenía unos hoyuelos que ahora extraño, así que abusa de ellos cuanto puedas si?, uno nunca sabe cuando van a desaparecer.


- Mira a Mary con Matías, solo le hace falta tener uno propio.- escucho a mi tia Dina mientras todos me observan lavarle las manos a Matías. 
- Jajaja tía!, a mi aún me falta muuuucho para eso.- Respondo mientras de reojo observo que mi madre tiene la cara en blanco por el atrevimiento de mi tía. Pobre mi madre, sabe que voy a ser un desastre y por eso solo calla.

Es hora de irse y llevo a Matías con su abuela, -Mamá! - le dice y se despide de mi agitando su manito. Me cambio en una!. Tan chiquito y ya con tantas mañas. 

Eres como todos Matías, diciendo puras mentirotas. Y yo soy como todas, cayendo  bien redondito.

4 comentarios:

  1. jajajja no juzqgues a todos los matias por uno solo!
    a mi no me gustaban nada los engendros hasta que conoci a mi sobrino! UUUF fue la sensacion mas extraña que he vivido, cargar al hijo de mi hermana, tenerlo en mis brazos y sentir esa personita que resume lo mejor de mis padres y mi hermana! fue un momento precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si bueno, no creo que llegue a amarlos hasta dentro de un tiempaaaaazo xD. La esperanza es lo último que se pierde! Jajaja.Saludotes Gary!!.

      Eliminar
  2. a mi no me iban para nada los niños tampoco hasta que conocí a mis sobrinos hahaha es que te das cuenta que son personas en blanco que absorben todo lo que los rodea y al comprender eso te dan ganas de rodearlos de cosas buenas y que sean perfección! no sé si en el futuro tendremos hijos con Nene pero hemos hablado de eso, sería bonito criar a un "mini me" hahaha primero hay que preparar el nido y queda mucho camino por recorrer. Creo que serías una buena madre, una madre que piensa y qué mejor que eso??
    Saludos, Yun

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, muchas gracias por los halagos, solo el tiempo dirá si acertaste jeje.
      Un abrazote para ti!.

      Eliminar

Y tú porqué no comentaste?, te leo y me doy una pasadita por tu rincón ;)!