martes, 3 de marzo de 2015

Caballero eterno.

Moises no entendió que traer muchos hijos a la vida no lo recompensaría como el pensaba.

De que vale tener tanta descendencia si al llegar a los años avanzados muchos quitaran cuerpo del cuidado de uno. Debería advertirse eso en algún contrato de nacimiento, como para no entusiasmarlos tanto.

Las cosas están hechas; para bien o para mal; y la resignación cae solita, solita.
Mejore pronto Caballero, sé que no es eterno solo que a veces me cuesta recordarlo.


*Los links te harán entender.

2 comentarios:

  1. Caray. esa frase ultima que has puesto me ha llegado hondo. Te mando mucha luz, al caballero y a ti. Mucha fuerza. mucho mucho todo.

    besos

    ResponderEliminar

Y tú porqué no comentaste?, te leo y me doy una pasadita por tu rincón ;)!