jueves, 16 de abril de 2015

¿Donde vives amor?.

Desde joven uno tiende a hacer trabajos en grupo, porque la escuela esta a favor de sobrecargar el deber en unos pocos para beneficio de los suertudos vagos restantes. Entonces como yo vivo en un Cerrito, siempre evitaban mi hogar, porque nadie quería subir dos cuadras al estilo trekking pues era costoso para sus flácidos cuerpos.

Bueno aquí toca abordar el tema amoroso, sí, que aburrida Mary.

Ya que perdí la mitad de mi audiencia, continuaremos con los dignos sobrevivientes.

No pasaba igual cuando el que debe subir a casa era la pareja de turno, entonces para evitar explicar que ir a mi hogar requiere de un equipo montañista y buen estado físico -envidienme, porque ni necesito gimnasio- les decía que andaban saliendo con un alma en pena habitante del cementerio aledaño a mi hogar.

Cuando me pedían la descripción, iba algo así: Puedes visitarme cualquier domingo, como un fiel parroquiano con un ramo de flores y tu bidón de agua para lavar mi hogar. Entras derecho hasta la iglesia, luego doblas a la izquierda y preguntas por el pabellón M, verás que queda al lado de varios mausoleos distinguidos. No voltees a mirarlos, porque son gente basantante altiva, ufff, me lo vas decir a mí que tengo que aguantar sus chillonas voces todas las noches. Ya estámos juntando firmas para que los reubiquen a la parte delantera a ver si a los vigilantes les hace gracia su compañia. ¿En que iba?. Ah sí, llegaste al pabellón M, y buscas el nicho 19, ya veras que mi casita es color azul cielo desportillado, no me mires sorprendido, son los años pues hijo, ya lueguito me pasas un trapo y riegas el geranio que amablemente el viento plantó a mi lado. Enciendes una vela y yo te visitaré como una paloma salvaje, esas que abundan en ese cementerio, una de esas ah de tener rastros de mi alma errante. Cumplida tu faena puedes regresar en paz y si tienes suerte una proxima noche nos veremos en otro bar como estos, donde se reune la gente sin sed.

Los mas atrevidos anotaban los datos en la servilleta de turno prometiendo -y mintiendo- visitarme, y los más inteligentes daban media vuelta a buscar gente normal.

Y así iba mi historia de alma en pena
para los amores de la vida
que me preguntaban donde vivía.

7 comentarios:

  1. jajaja me gustó la descripción hasta llegar al nicho. Cuando uno está enamorado puede ir hasta el fin del mundo así que si no quiere ir pues "shotéalo", no está enamorado. Me ahs hecho acordar, yo vivo en un cerro también acá en Lima, y le había regalado a mi hija un "diario". Era una niñita y en la portada decía, "mi nombre es" y ahí completaba y más abajito decía "vivo en" y mi hija había puesto "en un cerro" jajajaja yo me reí y ahora que mi hija tiene 15 años le cuento y le digo "eso no era fashion" jajaja lógicamente lo digo por fastidiarla. Saludotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡que descripción tan bonita!, suena muy refinado cuando lo pones así. Un saludos Eduardo y Alex.

      Eliminar
  2. Me hace recordar las que pasaba para visitar a una chica con la que estuve hace ya bastantes años. Yo vivía en Barranco y ella en una de las zonas más alejadas de San Juan de Lurigancho. Pero bueno, cuando uno es adolescente y cree estar templado hace esos sacrificios supongo. Felizmente mi enamorada actual vive relativamente cerca :) Lo que sí me da pereza a veces es indicarle a la gente "donde vivo" porque en sentido estricto no tengo un solo lugar. A veces estoy en casa de mi papá, otras en la de mi mamá o en la de mi tío y apenas termine la carrera me iré a otro lugar, o sea, ninguna de las anteriores xD

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me gusta más la ultima opción: ninguna de las anteriores, encierra bastante misticismo y no está de más llevar una vida errante como para variar. Un saludo Tolerancio!.

      Eliminar
  3. Ah no... la gente normal es insoportable.
    Previsibles, aburridos, formales.... un asco de gente.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo Torito, esa gente existe en abundancia, un par en cada esquina.
      Beso!

      Eliminar

Y tú porqué no comentaste?, te leo y me doy una pasadita por tu rincón ;)!