miércoles, 29 de abril de 2015

Cachinero Tv.

La edad de mi Caballero hace que sus faros delanteros empiecen a darle molestias. Entonces se aprovecho de uno de sus pocos bonachones hijos para que movieran su televisor lo mas cercano a su sillón, y bueno también se trato de ponerlo lo más estable posible, pero en la vida uno no puedo pedirlo todo porque no se le va a dar, nunca, punto.

Así iba feliz mi abuelo, por un par de días, cuando decidio tomar su sobrero colgado detrás del televisor, ese sombrero polvoriento que no usaba hace años, sí, tenía que usar ese y no cualquier otro. 

Fue a tomarlo y como sus pinzas de cangrejo tampoco le funcionan bien, pummm, adios tele.



Entraba yo y él me recibía con un tierno puchero y ojitos aguados.

Cuando vi el televisor en el piso recordé que habia predecido que esto podia ocurrir, pero solo lo exclamé en mi cabeza para no preocuparlos. Nadie estaba preocupado, solo habían caras de corderito degollado.

- Tranquilo mi Caballero, vamos a rezarle al cachinero de televisores para que nos deje uno no muy chancadito en la puerta, si lo pide bien quietito y con los ojos cerrados apararecerá como teletransportado.

Me miró y se soltó una carcajada que hirió mis conocimientos, entonces me tomó la mano y pidio conmigo bien quietecitos.

Y pummm, apareció mi bonachón tío (ese que no había asegurado correctamente la televisión)  y tomándose la cabeza comenzó a negar lentamente.

Ahora estamos escogiendo un modelo de más pulgadas y un estante que pueda sostenerlo fuertemente.

- Vé que si existe el padre cachinero, ¡si vió!, y ud. burlándose.

Mi Caballero vuelve a soltar una carcajada y se para mirando a la pared como castigado durante unos minutos, mientras termino de ponerle cinta al control remoto, de modo que solo queden visibles las teclas de volumen y cambio de canales, ah cierto, también la de encendido, porque si hago que se pare a encender la tele tendríamos que pensar en el estante y para ese estante no existe un duende de madera, no, ese si no es real así que hay que cuidarlo, (y el estante se tranquilizó crujiendo un poquito.)


*Cachinero: hombre que vive de recolectar chatarra de cada casa, va transportado en una moto covertida en carretilla o conduce algún auto destartalado de esos que cuando unos saca la mano para virar terminan dandole una limosna. "¡Compro catres, fierros, colchones y niños que no quieren comer toda la cena!".

10 comentarios:

  1. Eres un ángel para tu Caballero.
    Tiene mucha suerte contigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué arte, oye...
    Y al final, pues guay. Ya tenemos tele otra vez. Eso sí, con el mando "resumido" para usar sólo lo que interesa. :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ud. si entendió de lo que estaba hablando 😉😉 ;).
      Beso Lourdes.

      Eliminar
  3. Pero que lindura !! Nada como una buena carcajada que le has robado a tu caballero :) no hay mayor acto tan bonito como ese <3
    Aquí tmb pasa el cachinero pero no sabia que se le llamaba así jajs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sabes como me alegra hacerlo sonreir!.
      Y lo de tierna me lo puedo estar creyendo xD.
      Beso mi Panchis!

      Eliminar
  4. yo extraño mucho a mis Abuelos, pase mas tiempo con mi Abuela y me causaba gracia como se acostumbraba a los adelantos cientificos jajaja me has dado motivo para una entrada, muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial!, un nuevo post para leer entonces ;).
      No deje de escribir, eso de que el mundo blogger ya fue es mentira, no les haga caso, deles la contra xD.
      Beso Gary!

      Eliminar
  5. Awww....
    Siempre es un gusto leerte comadre... estoy encantada

    Susy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias profe!, me alegra que le alegre xD.
      Beso mi Susy!

      Eliminar

Y tú porqué no comentaste?, te leo y me doy una pasadita por tu rincón ;)!