lunes, 25 de enero de 2016

Entonces cuando?.

Óigame no!, pero que terrible el tiempo que pasé tan alejada de este rincón; que decepción para mis n resoluciones de año nuevo.

:(

Pero como leí por allí: Enero fue solo mes de practica, Febrero te tengo fe!.

(Inserte aquí meme de Robin siendo cacheteado por Batman por las ridiculeses de comentarios que hace al darle la bienvenida al nuevo mes. #DeadRobinDead)

Entonces, vamos a empezar contándoles todas las pacharacadas que prometí un 31 a media noche; mientras me atragantaba escupiendo las pepas de las tradicionales 12 uvas negras.

Primero que nada, los preparativos incluyeron un polo amarillo patito, porque este último par de años me ah ido hasta la ver-guenza de tanto tumbo contra el piso: "Ni carajos aguanto otro año así, no."

No conocía otra tradición -además de la ropa interior de colores, y de esa solo sé que el rojo llama el amor, pero eso es pedir imposibles- por lo que el polo parecía suficiente.

*
La primera uva va para mi proyecto de negocio propio: yo siempre quise ser narcotraficante y se nota que en el país es un negocio en ascenso, no hay pierde amigos, viciosos existen y existiran por siempre y lucrar con ellos es un sueño hecho realidad.

La segunda va por si no llego a obtener buena mercancía para el exigente mercado de estupefacientes; por lo que el plan B es ser traficante de armas.
Este negocio ya incluiría a la familia, como para recrear alguna peli ochentera porque lo retro esta de moda.

La tercera iba para poder armar mi banda chichera y hacernos famosos internacionalmente (hay que soñar en grande pues). Que bonito ideal caray *Los rechuchanboys de Los Andes en concierto* -tickets agotados-.

La cuarta iba para que la gente pueda entender mis indirectas de lo mucho que necesito un Charanguito de regalo -incluido uno o dos meses de clases en el conservatorio de la ciudad- y así poder armar mis conciertos de fusiones metal-andinas, porque las polleras tienen derecho a pogear!.

La quinta iba por mi Caballero, porque lo hagas eterno y siempre a nuestro lado. 
Si  hay algo que no imagino es un futuro sin contar esas arrugas en su frente.

La sexta es por Marita, porque ser la oveja buena de la familia es muy difícil, y ella hace tan bien su papel que me cuesta mucho seguirle el paso. No dejen que la corrompa, ella no pertenece a las esquinas con luces de neón y huidas al escuchar sirenas de policía, no.

Desde la séptima a la doceava ya solo iban por el gusto de disfrutar el empacho de uvas bajo multicolores destellos en el cielo, porque este año bajaron los precios de las bombardas y no hay vecino que no tenga su set de municiones para contaminar e iluminar mi cielo arequipeño.

Ahí te voy Febrero!.
(Inserte otra cachetada de Batman pero esta vez en la otra mejilla.)





5 comentarios:

  1. jajajaja me has hecho reír mucho mucho!
    ... yo solo pedí: ser fuerte lo suficiente para hacer feliz a mi pequeña y ser feliz yo.
    pero tus deseos como que están para tomarlos en cuenta!
    Me apunto al plan B si el A falla! :D

    ResponderEliminar
  2. jajajjaa muy buenas! pero oye, que odna con el ojete de batman XD
    verás que alguna se te cumple :D
    beshoshs

    ResponderEliminar
  3. Ojalá y se cumplan las más que se puedan. Yo este año ya decidí que nada de propósitos porque nunca los cumplo.

    Y por cierto... qué es un Charanguito?

    ResponderEliminar
  4. Jajaja vaya todo suena muy interesante... Febrero está ya por llegar... aquí lo veo

    ResponderEliminar
  5. Algún deseo se te ha de cumplir y si no ni valió la atragantada con las uvas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Y tú porqué no comentaste?, te leo y me doy una pasadita por tu rincón ;)!